SONETO A UNA MUJER DEPILADA

28.11.2016

Me muestras que tu vello has mutilado
en lance cruel con la dama amarilla,
la que cubrió de ceras y de arcilla
tu cuerpo de este lado y aquel lado.

 

Ahora estás monda como las patatas.
Ya no sé si me fríes o me cueces.
Habré de recorrerte muchas veces,
descubrir si me indultas o me matas.

 

De tu centro perdí las referencias.
Me orientaba a tu bosque su sendero,
las vertientes regadas de vivencias

 

que me hacían sentirme gondolero,
comulgante aplicado de las ciencias
del canal de me quieres y te quiero.

 

Y deseo, mi amada, en esta coda,
que el vello que te falta, no me joda.

 

© Javier Figuero

 

Facebook


Foto: © Adán Pucel

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Posts Destacados

LA PRIMAVERA

17.03.2018

1/5
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Busqueda por título