MAPAMUNDI

26.01.2017

Viajo por tu cuerpo
con el pasaporte grana de la pasión 
entre los dientes.

 

Esa pierna tuya que me cae más próxima
es la Pampa argentina
y, cuando la acaricio,
no sé si dices muuu, como las vacas, 
o mua, porque me besas. 
Tu acento es una perversión del castellano.
La otra es la sabana africana
y ruges como el león cuando la toco.

 

En un talón te descubro el Himalaya,
por eso sé muy bien que lo del Yeti
es una historia para crédulos.


En el frío de tu codo diestro
llevas las coordenadas del Mont Blanc
y mi aliento lo derrite en invierno, 
soy tu cambio climático.
Soy el nadador de fondo que recorre
el Danubio entre tus senos,
el único ocupante de la barcaza 
de Tom Sawyer en el Mississippi
que fluye de tu sexo.

 

Sí, sé muy bien que admiras
mi condición de aventurero
y que, de viaje por tu cuerpo,
adivinas los riesgos que me corro, 
pero quisiera confesarte algo:

Te he mentido al respecto, amada mía,
no soy Indiana Jones. Es más,
para llegar hasta tu casa en el tranvía
he tenido que tomarme un par
de tubos de Biodramina.

 

© Javier Figuero.

 

Facebook


Foto: © Adán Pucel

 

 

 

Titulo:

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Posts Destacados

LA PRIMAVERA

17.03.2018

1/5
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Busqueda por título