¡QUE BIEN NOS LO PASAMOS!

¿Nos recuerdas, amor, en el pequeño hotel de la rue Colvert,

lamiéndonos la sangre en nuestras propias manos de la regia cabeza de María Antonieta?..

“París era una fiesta”, escribía Hemingway, y, en plena algarabía, me fui a por el Concorde hasta el parking cercano. Y volamos felices al Palacio de Invierno para dar buena cuenta del zar, la zarina y todos los zarévich, incluida Anastasia.

¡Qué bien nos lo pasamos!.. Como en Sierra Maestra, en Brazzaville o en México al lado de Zapata.

Hemos cambiado el mundo, amor. Cumplimos nuestros sueños, pero yo no renuncio a nuevas fantasías.

Así, llega la noche y, si apago la luz, me refugio entre ellas. Puede que sucediera que la infanta Leonor se fijara en mis huesos, me hiciera su consorte. No será por

plebeyo que vaya a rechazarme. Han

cambiado las cosas, echa un vistazo

al gold gotha. Lo tengo merecido: Maté a María Antonieta y a Nicolás II y Batista y Madero maldijeron de mí. Es justo que la vida me premie todo eso y, si llega la hora de llevar al altar

a la infanta de España, te invitaré a la boda.

Daremos langostinos y salmones noruegos de piscifactoría. Tu te mereces

todo, hemos cambiado el mundo, nuestro saldo está a cero.

Elevemos las copas con la Sidra El Gaitero.

© Javier Figuero.

Facebook

Foto: © Adán Pucel

Posts Destacados
Posts Recientes
Busqueda por título
Sígueme en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

¡SÍGUEME! 

© 2023 por Samanta Jones. Creado coh Wix.com