TU JARDINERO

Deudor de tu amor de tantas noches

te prometí la flor de Nagapushpa,

que una vez, cada treinta y seis anualidades,

resurge en el zafiro de las aguas

de ese lago que llaman Invencible.

“Tu mereces lo insólito, amor,

no me retengas”, te dije. Y cogí

los arneses, cuerdas y mosquetones y un rizo

del vello de tu pubis, delicado amuleto.

¡Pero hete aquí, cariño, la desgracia,

resbalé sobre la piel de plátano

que un desaprensivo montañero

dejara al borde del mismísimo Himalaya!..

¡Y vuelvo escayolado de los pies hasta el cuello

a implorar tus caricias

y te hallo desnuda entre otros brazos

con una margarita a los pies de la cama!..

No me dejes, amor, no me repudies, te traeré

de Siberia un endocellon laciale

y ñirres y coigües desde el Cabo de Hornos,

un cactus sahuaro del desierto de Gila

y una peonia blanda del palacio

de Buckingham, que robaré de noche

cuando duerma la reina.

No me apartes de ti, no me rechaces,

no me niegues, amor, no me destetes…

Mas, si eliges la ofrenda de los otros,

de sus flores seré tu jardinero.

© Javier Figuero

facebook.com/javier.figuero.autor/

Foto: © teomoreno.com

facebook.com/teodosio.moreno.fotografo/

Posts Destacados
Posts Recientes
Busqueda por título
Sígueme en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

¡SÍGUEME! 

© 2023 por Samanta Jones. Creado coh Wix.com