A PAPÁ NOEL

(Si tienes lo que hay que tener, arregla esto)


1. Cuarenta años de Constitución y parece más vieja que “La Pepa” (1812). El pacto para reformarla se antoja utopía. Entre desahucios crecientes y desequilibrios de clase insoportables, su letra social es papel mojado. La convivencia entre constitucionalistas y sus anti es apenas posible con mecanismos represores o dejación de funciones. El mapa territorial es contestado, como la propia forma del Estado (autonomista, centralista, federalista, monarquía, república…) que habrá que refrendar en las urnas tarde o temprano.


2. La justicia, valedora del orden constitucional, sufre gran descrédito por la torpeza de los políticos que la instrumentalizan y de los propios jueces que la ensucian (caso hipotecas) o la conculcan (vulneración del secreto profesional de los periodistas).


3. Surgido de una suma de apoyos tan insólita como frágil y, pese a sus promesas en contrario, el gobierno de la nación decide prolongarse con respiración asistida. Tras siete meses a su cabeza, las promesas de Pedro Sánchez impacientan a quienes quisimos creerlas: Eliminación del copago farmacéutico, derogación de la reforma laboral, ley de eutanasia, exhumación de los restos del dictador, publicación de beneficiarios de amnistías fiscales, medidas anticorrupción, reforma de la financiación autonómica, regeneración de las instituciones, independencia informativa de RTVE, fin de los aforamientos, reforma de la ley de Seguridad Ciudadana, impuesto a la banca para sostener el sistema de pensiones, cese de cargos con sospechosa moralidad fiscal u otra, subida de pensiones y del salario mínimo (pendiente del decretazo)… Propicios a la nostalgia, en estos días recuerdo a mi desaparecido amigo Javier Krahe y, en vez de villancicos, género musical al que, como descreído, no soy afecto, canto la canción que en su día dedicara a Felipe González cuando se desdecía para pedir a los españoles el voto de entrada en la OTAN: “Hombre blanco hablar con lengua de serpiente…”. En desdecirse, Sánchez deja magisterio en las hemerotecas.


4. La política española vive en modo disparate. El PSOE gobierna amparado por el independentismo anticonstitucional, pero denuncia por lo mismo el amparo de la extrema derecha a sus adversarios para gobernar Andalucía o lo que pudieran gobernar. Obvian el análisis de responsabilidad en la eclosión de VOX por su tolerancia ante el secesionismo. La sombra de la financiación iraní y venezolana sobre Podemos, alcanza a la extrema derecha, que pudiera haber aceptado dinero iraní. A fuerza de nacionalista, esta es antiautonomista, mientras aquel partido y los sindicatos de trabajadores, epígonos del internacionalismo, se vuelven “aldeanistas” al aceptar el derecho inconstitucional a decidir, la balcanización de España. En orden distinto, ese derecho se reivindica en ámbitos regionales de Podemos y compañeros de viaje en conquistas del poder local, pero los dirigentes ven ahí la mano negra que amenaza su condición de nueva casta.


5. Amenaza impredecible para la estabilidad nacional, el juicio a los altos responsables del “proces” que comenzará en enero, alterará aún más la realidad española, sin que se descarten escenarios de violencia en Cataluña. Ante las posibles condenas y contra el rigor de las derechas, me posiciono a favor del indulto a los sentenciados bajo el procedimiento preceptivo. No creo que España pudiera soportar la tensión que supondría el mantenimiento en prisión de aquellos. Sin merma de vigilancia de la legalidad, la generosidad engrandecería al Estado.


6. Pedro Sánchez, que ofrecía en el diálogo con el secesionismo la paloma de la chistera ante el gran desafío al Estado planteado desde Cataluña, no deja de sacar serpientes de la misma, unas de mazapán y, otras, venenosas. Torra, presidente/lacayo de la Generalitat incapaz de gobernarla ni garantizar el orden público en el territorio, solo cree en el diálogo en torno a su propia razón. Quiere ser la Juana de Arco de su parroquia, su Poubelle. Recibe voces desde una historia falseada para guiar a sus camisas pardas a la guerra contra el imaginario opresor, que no evitaría las muertes. Con el ADN extraviado, no disimula ni inspiración ni estrategia. En su porquera chapotean políticos corruptos que fían a la confrontación la evasión de sus problemas de justicia y apenas es contestado por otros independentistas con más cabeza que apuestan por la ampliación de su base social, objetivo realista bajo el secuestro, tolerado por el Estado, de la educación y los medios de comunicación públicos.


7. Unos y otros se hacen importantes sobre los hombros de los tontos útiles. Rufián y los charnegos lo son del independentismo que les tiene por ciudadanos inferiores, y lo son los religiosos afectos o el Vaticano, consentidor de pecados monstruosos. Los de la CUP son tontos útiles de una burguesía que, de conseguir sus fines, los marginarían del poder, aunque pusieran los muertos en la calle. Torrá es el tonto útil de Puigdemont, como lo son los dirigentes de ERC, por más que manifiesten desencuentros estratégicos. Puigdemont es un tonto útil más de esa corriente antieuropea rendida al retroceso histórico del separatismo al que apuestan masas ignorantes que sufrirían con la depauperación inevitable del independentismo de aldea. Quizá todos los españoles somos tontos útiles en el disparate al que asistimos y yo el primero por la senda de la Constitución.


8. Y mientras los cuadros políticos juegan al ajedrez con sus fantasmas, la gente se hunde en la peste de lo cotidiano entre humillaciones al estamento sanitario, de prisiones, bomberos, de enseñanza… Frente a ellas, meros gestos. Ejemplo: ¿Sanidad universal en España?.. Por supuesto; inmigrantes con o sin papeles, para todos. Pero con suficientes profesionales de la salud y dotaciones apropiadas que superen la atención precipitada e insuficiente dada, tanto a los nacionales, como a los 800.000 emigrantes involucrados en los últimos meses, de los que presume el poder. Asunto serio para servir a la demagógico oficial. En Girona muere una anciana en el servicio de urgencias de un hospital público tras varias horas sin ser atendida. No es un caso aislado. Médico ella, pido a la ministra de Sanidad que pase consulta en su despacho y a los colegas de los gobierno central y autonómico que hagan de camilleros.

9. Sumido en problemas crónicos, España es imagen de fatalidad, como tantas veces en el pasado. Ante tanta tristeza, apelo al efecto saludable de la risa. Por ejemplo: como su máximo responsable, hay que pedir a Tezanos que el CIS publique al menos una encuesta semanal de intención política. Sus vaticinios son para descojonarse.


10. Compadecidos quizá de nuestra situación, los amigos argentinos decidieron en Madrid la Copa Libertadores de fútbol. Una fiesta, pero Argentina podría ayudarnos mucho más. De actualidad tras la publicación en Buenos Aires de un libro que la glosa, me encantaría que se expusiera en España la biblioteca (o parte representativa) de Borges. Me atrevo a pensar que María Kodama, la encantadora viuda del gran escritor, facilitaría las cosas. Les traté a ambos en su momento. Soy un hooligan de ellos y de quienes dedicaron y dedican su vida a la cultura, pese al lodo político que a todos nos ensucia. Invoco a esta para conjurar la mediocridad.

© javierfiguero.com

facebook.com/javier.figuero.autor/

Foto: © teomoreno.com

facebook.com/teodosio.moreno.fotografo/

Posts Destacados
Posts Recientes
Busqueda por título
Sígueme en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

¡SÍGUEME! 

© 2023 por Samanta Jones. Creado coh Wix.com