EL DESHIELO

Quebrada la banquise por el deshielo,

subió el nivel del mar tan alta cota

que alcanzó el sexto piso en que vivíamos

y todo lo anegó.

Y, entre ese todo, nuestra biografía.

Tú me advertiste: “Esa corriente se lleva nuestros

besos”, pero yo asistía impotente a aquella otra

que se llevaba nuestras confidencias.

Arrastraron las caricias de los años comunes,

las risas, fetiches e infidelidades,

los orgasmos, enfados, llantos,

e ilusiones… Hasta que nada quedó.

Y, entre esa nada, nos perdimos.

Pasaron años, eras o milenios,

hubo cien glaciaciones y otras muchas sequías.

Y yo seguí en el mar, adaptando mi cuerpo

con las aguas, urgido de venganza.

Hoy soy tiburón blanco, el gran depredador,

y al animal marino que se cruza conmigo

le busco las entrañas por si guarda

los besos, confidencias, caricias,

las risas, fetiches e infidelidades,

los orgasmos y enfados, llantos e ilusiones

que un día fueron nuestros.

© Javier Figuero

facebook.com/javier.figuero.autor/

Foto: © https://teomoreno.wixsite.com/fotografo

facebook.com/teodosio.moreno.fotografo/

Posts Destacados
Posts Recientes
Busqueda por título
Sígueme en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

¡SÍGUEME! 

© 2023 por Samanta Jones. Creado coh Wix.com