LAS QUIERO MUCHO

Aunque periódicamente me planteo la conveniencia de mostrarme en las redes sociales, resuelvo de inmediato la duda por la agenda de amigas que la casualidad o el instinto me ha permitido configurar en el tiempo de ejercicio. Respeto y me enorgullezco del apego y la relación que me une por la misma vía con ciertos hombres, pero hay cualidades “de género” diferenciadoras y, cuando se significan las que aprecio en ellas, me hacen un admirador incondicional del suyo. Hoy, en tiempos tan difíciles para todos, quiero destacar su solidaridad que acabará por alumbrar una nueva sociedad disciplinada y fraternal, tierna y segura de sí, valiente e imaginativa. No quisiera “pasarme”, pero quede aquí mi reconocimiento.


Tengo una amiga que pública en su Muro de Facebook un diario de actividades donde fija los horarios de las cosas, instruye sobre la limpieza del hogar, el aseo personal, el ejercicio físico, las ingestas del día con las correspondientes recetas y tiempos de preparación, el estudio de nuevas disciplinas, la lectura y el esparcimiento televisivo, siempre con una sagacidad que no puedo dejar de resaltar. Yo intento seguir sus lecciones porque le tengo admiración y confianza, aunque estoy seguro de que no soy su mejor alumno, pues llevo conmigo la pereza de la anarquía y el orden me estresa sin remedio.


Tengo otra amiga que se pasa el día en el balcón fijando las alteraciones a las normas dictadas por las autoridades competentes ante la amplia extensión de su dominio visual para denunciarlas de inmediato a la policía. Utiliza lentes de alcance y visión binocular para extender su empeño moralizador que le devuelven satisfacciones proporcionales dignas de resaltar, pues quién la haga que la pague. Yo intento seguir sus lecciones porque le tengo admiración y confianza, aunque estoy seguro de que no soy su mejor alumno, pues padezco de vértigo y, cuando salgo al balcón lo hago asido a la pared, de modo que no sabría qué hacer con las lentes.


Tengo otra amiga que nos incita a practicar a menudo la masturbación y, si ella misma aventura que será criticada por ello, yo rompo una lanza por la consideración de su idea, pues, en tiempos de crisis, ninguna debiera de descartarse. A lo largo de la historia hubo voces que hicieron de eso un acto inmoral, pero los especialistas aseguran que prácticamente toda la población sana se masturba desde edades tempranas hasta el final de su vida. Me gusta la ecuanimidad en el razonamiento y advierto sin embargo de opiniones según las cuales a los practicantes les crecerían pelos en las manos, la cara se les volvería verde y se les secaría el pene o el clítoris. Hay que decirlo todo y, si cuando pase el coronavirus, se ven por la calle seres con tales evidencias, habría que valorar si la causa está más allá del virus. En todo caso, yo intento seguir las lecciones de mi amiga, porque le tengo admiración y confianza, aunque estoy seguro de que no soy su mejor alumno, pues soy díscolo y, sin provocación de pares, me vengo abajo.


Hablo de mujeres inteligentes guiadas por el afán de paliar la pesada carga del encierro en que nos involucra el destino. Están en mi agenda de amistades de una red social y las quiero sinceramente. Haría lo que fuera por ellas, como por otras tantas de sus características que no evocaré para no cansaros, pero que tienen mucho que decir. Sirvan de ejemplo las citadas. La mujer es la liberación, que tanto necesitamos en momentos extremos. Recuerdo al Stephen Dedalus de Joyce en el “Retrato del artista adolescente” resolviendo su indeciso proceder a la vista de la muchacha anónima que observa jugando con las olas en la playa, como las ninfas que inspiraron a Sócrates. Yo las necesito más que nunca, la situación es demasiado confusa para resolverla desde mi contrastada insignificancia.

© Javier Figuero

facebook.com/javier.figuero.autor/

Foto: © facebook.com/Teo.Moreno.fotografo/

https://teomoreno.wixsite.com/fotografo

#mujeres #diario #policía #masturbacion #Joyce #Socrates

Posts Destacados
Posts Recientes
Busqueda por título
Sígueme en
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

¡SÍGUEME! 

© 2023 por Samanta Jones. Creado coh Wix.com