Posts Destacados

CONCIERTO

No me fue fácil renunciar a mi butaca en la Sala Dorada del Musikverein de Viena para el Concierto de Año Nuevo, pero soy una víctima más de la plaga que llegó para acabar con lo que llamábamos civilización. Por cauces privados, algunos me habéis pedido explicación por el silencio que guardé estas semanas y, si no os mostré mi debilidad y sí mi agradecimiento, comprenderéis ahora que vivía en estado de desafecto con el mundo y la existencia. Padezco de Trastorno Obsesivo Compulsivo y, si no repito ciertos tics de comportamiento, temo que las cosas se descontrolen: solo como carne en Cuaresma, meriendo el roscón de reyes el 14 de julio para celebrar la toma de la Bastilla y nunca falté al auditórium de la capital austríaca en la primera mañana del año desde que pude pagármelo con los altos beneficios de mis escritos.


La Orquesta Filarmónica de Viena bajo batuta del maestro Riccardo Muti, la Wiener Staatsballett, compañía del Ballet Estatal de la villa, y los Strauss, siempre ellos, padre e hijos… ¡Jamás imaginara que podría perdérmelo! Evoco al primero: cuando acepté que el 1 de enero no acompañaría con mis palmas la Marcha Radetzky en el edificio en que se formaron Mahler o Bruckner, me puse, literalmente, de los nervios. Era la exacta amenaza del descontrol, queda dicho. En mi afán innovador (los aquejados de TOC renovamos obsesiones), había reemplazado las uvas de la suerte en el tránsito del 2019 al 20 por una cucharada de lentejas, como hacen en algunas regiones de Italia y Latinoamérica, y la pandemia que se desató después me tiene todavía en remordimiento permanente. ¿Y si, con mi capricho, hubiera sido el culpable de la misma y no los chinos? ... No me lo perdonaría. La transición al nuevo año fue una tortura; no me quitaba el otro de la cabeza.


Lejos de desfallecer, adopté un nuevo tic para contrarrestar el que me frustraba. Es de primero de terapia; se trataba de sobrevivir, algo tenía que hacer para evitaros que las cosas fueran a peor. Fui cauto en periodo de aclimatación, pero lo digo ahora a quienes os interesasteis por mi silencio: documentado entonces, inicié el año haciendo perreo; sin duda, quería castigarme. “Salgo acicalada, de pies a tope / porque puede ser que con el culo mío te topes”, escuché a las 12 en punto de la noche, mientras tomaba la primera copa de Lanson rosé; lo de la Pedroche queda muy bien para los niños. “Toos me quieren partir y no tienen con qué. / Roncan, pero no pueden con mi pum pum, con mi pun pum” … Llevaba alguna copa más y me abandoné en las manos de YouTube: “Qué buena vista tenés cuando me pones a cuatro patas. / Si se entera de esto, mi papá te mata”, escuché a una intérprete, abandonada en mejores manos. Todos sabéis que detrás de la Marcha Radetzky hay un pasado turbio y reaccionario. Contagiado por el distinguido público, la he seguido muchos años con aplausos en el famoso auditórium vienés, pero lo hice ahora con el mismo ímpetu en mi casa cuando uno de esos mandarines del perreo sonó en el dispositivo electrónico de esta manera: “Tengo una conejita, con tremendo culote. / Ella no, no le para a nada, no. / Ella quiere que la choque. / Y ella quiere mi balón en su boca. / Dice que soy el loco que la coloca” ... Acababa la botella cuando me supe definitivamente gratificado conmigo mismo: “Las ganas que te tengo mami no son secretitos. / Si quieres yo me quito, lo hacemos rico. / En tus ojitos veo que tú quieres dar gritos. / Te quito la camisa y te arranco el pantalón. Vamos a capela sin condón”. Supe así que ya no volvería al Musikverein, Viena es una ciudad aburridísima.


Tengo muchas esperanzas puestas en el 2021. Nadie me va a sacar de la cabeza que lo de la gran nevada ha sido culpa del gobierno. Por un mundo mejor, me muevo a diario al ritmo de las canciones que descubrí con el año nuevo. Confieso mi falta de gracilidad en el empeño, quizá tenga que ver con lo de pasarse el arroz. Eso sí, “Dos gardenias para ti” la clavo. Si alguna me quiere acompañar, gustoso de ello …


© Javier Figuero ( javierfiguero.com )

facebook.com/javier.figuero.autor/

Foto: © facebook.com/Teo.Moreno.fotografo/

https://teomoreno.wixsite.com/fotografo

#conciertodeañonuevo #viena #strauss #marcharadetzky #youtube #perreo #pedroche #conmipumpum #mahler #concierto